Durante la cuarentena, la falta de exposición al sol causó que la piel se adelgazara y dejara de producir defensas. Ahora que empieza el desconfinamiento, este órgano está vulnerable, por lo que es necesario exponerlo gradualmente a la luz solar y siempre con fotoprotección.

En la consulta de hoy reciben a una experta en la piel, mientras se desarrolla una amena conversación sobre el tema.