Docenas de ciudadanos haitianos fueron avistados hoy cerca del río Masacre en Dajabón, armados con herramientas rudimentarias como picos y palas, en un intento aparente de alterar el curso del agua. Esta acción se llevó a cabo frente al lugar donde están instaladas las bombas que alimentan el canal de La Vigía, un vital recurso hídrico para la región.

Testigos informan que los haitianos estaban removiendo piedras y escombros en un esfuerzo por desviar el poco caudal del río hacia un dique construido por ellos mismos, con la intención de dirigir más agua hacia el canal de Juana Méndez.

Ante esta situación, un contingente del Décimo Batallón del Ejército de la República Dominicana (ERD) y el Cesfront fueron desplegados hacia el área para reforzar la seguridad. El coronel Jiménez Arciniega aseguró que se garantizará la seguridad de los equipos de bombeo y se protegerá la soberanía nacional en la zona.

Por su parte, el ingeniero Rafael Méndez, encargado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indhri) en Dajabón, expresó su preocupación por la posibilidad de que la acción de los haitianos disminuya el caudal del río en una zona que constituye un límite entre ambos países.