Este viernes 21 de junio, los amantes de la astronomía tendrán la oportunidad de disfrutar de un espectáculo celestial único: la Luna llena de Fresa, un fenómeno astronómico que marca la última Luna llena de la primavera y la sexta de las trece lunas llenas del año. Según la NASA, este evento podrá ser observado durante tres noches consecutivas en todo el planeta.

La Luna de Fresa, conocida por su nombre algonquino que celebra el inicio de la recolección de frutillas en América del Norte, adquiere distintos nombres en varias regiones del mundo, reflejando las particularidades culturales y naturales de cada lugar.

Durante la noche del viernes, a partir de las 22:07 horas en Argentina, los observadores podrán deleitarse con la vista completamente iluminada del satélite natural de la Tierra. El brillante disco lunar se posicionará en la constelación de Sagitario, cerca de la estrella Nunki, ofreciendo una magnífica oportunidad para la observación astronómica. Esta configuración permitirá disfrutar de una vista espectacular hasta la madrugada siguiente, cuando la Luna llena gradualmente pierda su luminosidad.

Las culturas indígenas algonquinas utilizaban las lunas llenas para marcar eventos y actividades significativas en sus calendarios, con la Luna de Fresa marcando el inicio de la temporada de recolección de frutillas. Este nombre ha perdurado a través del tiempo, celebrando la conexión entre los ciclos lunares y las actividades humanas.

Con este evento astronómico, los aficionados a la astronomía y aquellos interesados en la historia cultural de las lunas llenas tendrán una oportunidad única para contemplar uno de los fenómenos más hermosos del cosmos desde cualquier punto del planeta.

Por Rosalba Martínez — 21/06/2024