El comunicador Kalil Michel, ha expresado sus preocupaciones sobre el reciente atraco, una sucursal del Banco Popular, afirmando que este acto delictivo podría ser parte de un intento de desestabilización hacia el gobierno central.

Según Michel, este no es un robo simple, ya que en los últimos 10 días se han registrado dos asaltos, en sucursales bancarios, lo que podría ser parte de un plan para sembrar el caos y la inseguridad en la población. Michel señaló antecedentes históricos de asaltos bancarios en República Dominicana y otros países, donde estos actos han sido utilizados como una forma de desafío al régimen político vigente.

El comunicador destacó varios aspectos del tráfico, como la planificación y ejecución meticulosa por parte de los delincuentes, la utilización de disfraces militares y la rapidez con la que llevaron a cabo la operación. Michel sugirió que los asaltantes podrían pertenecer a unas bandas organizadas con entrenamiento y experiencia en este tipo de acciones.

Asimismo, enfatizó que el impacto social del atraco es más preocupante que el impacto económico, ya que los bancos son considerados como una institución segura donde las personas depositan su confianza y patrimonio. Este acto de violencia genera temor e seguridad es la población, afectada no solo al sistema financiero, sino también al turismo y la inversión en el país.

El comunicador hizo un llamado al gobierno para qué tomo medidas contundentes contra los responsables del atraco, considerando que esta situación podría ser parte de un plan para desestabilizar al país. Michel señaló la importancia de enviar un mensaje claro de que la subversión y la violencia no serán toleradas en la sociedad dominicana.