Guido Gómez Mazara, compartió su perspectiva sobre las reformas fiscales y su repercusión en la sociedad dominicana. Gómez Mazara enfatizó la importancia de considerar el impacto de las reformas fiscales en ciertos sectores económicos y en la percepción pública.

“Hay otro elemento que es ‘colocarse del otro lado’, y es que la creatividad impositiva en los últimos 20 años en el país se ha centrado en ciertos sectores y se reitera cada vez que hay una reforma: telecomunicaciones, sector financiero, banca, alcohol. Todo gobierno que impulse una reforma fiscal, tiene conciencia del impacto en materia de respaldo popular que eso genera”, señaló Gómez Mazara.

Asimismo, subrayó que cualquier gobierno que se embarque en un proceso de reforma fiscal debe estar preparado para enfrentar una pérdida de apoyo popular. “Todos los gobiernos que se dediquen a un proceso de reforma deben perder ’10 puntos de arrancada'”, afirmó, haciendo hincapié en la dificultad de implementar cambios impositivos sin afectar negativamente la opinión pública.

No obstante, Gómez Mazara destacó la importancia de una comunicación efectiva para lograr un consenso social. “Todo va a depender de la capacidad de nosotros para comunicarle a la población la factibilidad de construir ese pacto de armonía social entre todos los actores”, explicó. En su opinión, una estrategia comunicativa sólida es crucial para que la ciudadanía entienda y apoye las medidas fiscales propuestas.