Un vigilante privado de una entidad bancaria fue despedido después de que un video de él dormido durante su horario laboral se viralizara en redes sociales, según relató José Andrés Rosario, de 41 años, quien asegura que ahora se encuentra en una situación desesperada para mantener a sus dos hijas menores de edad.

Rosario, residente en el sector Roberto Suriel en Guaricano, Santo Domingo Norte, expresó su indignación ante la situación que lo llevó a perder su empleo de ocho años en una empresa de seguridad privada. “Me llamaron de la empresa y me dijeron que ya no me querían en el banco. ¿Y qué hice yo? No hice nada malo. Trabajé durante 8 años en esa empresa, nunca había pasado nada así. Esto fue un abuso,” declaró Rosario.

El vigilante afirmó que el hecho de que una figura conocida de los medios de comunicación haya compartido el video en redes sociales provocó su despido inmediato y un trato humillante por parte de su empleador. “Me trataron malísimo. Cuando llegué me dijeron que tenía un lugar para mí de 24 horas. Yo les dije que no podía estar todo el día porque tengo mis hijas y no puedo vivir allí. Me dijeron que ahí estaban los papeles para firmar mi renuncia,” agregó.

José Andrés Rosario explicó que una condición médica le causó somnolencia durante su turno, lo que llevó al incidente captado en video. “Me tomé un calmante antes de salir de casa y no sabía que me iba a dar sueño. Me estaba durmiendo y me grabaron. Lo subieron a Instagram y eso me perjudicó. Perdí mi empleo y mis hijas dependen de mí,” lamentó Rosario.

Actualmente, Rosario está en busca de nuevas oportunidades laborales que le permitan continuar proporcionando el sustento a su familia. El caso ha generado debate sobre el uso de las redes sociales para exponer incidentes privados y sus consecuencias en la vida de las personas.