Hoy, 07 viernes de julio, se llevará a cabo una jornada de duelo nacional en Haití con motivo del segundo aniversario del asesinato del presidente Jovenel Moise, según anunció la Oficina del Primer Ministro.

Durante esta jornada, la bandera nacional se izará a media asta en todo el territorio haitiano.

Además, se ha dispuesto el cierre de discotecas y establecimientos similares, y se invita a las emisoras de radio y televisión a realizar transmisiones especiales en conmemoración del evento.

El 7 de julio de 2021, un grupo armado de presuntos mercenarios, en su mayoría colombianos, irrumpió en la residencia privada del presidente Moise y lo asesinó a tiros.

Este trágico magnicidio ha exacerbado la crisis multidimensional que Haití ha enfrentado durante años. Las bandas armadas han fortalecido su presencia y control en diversas partes del país, especialmente en Puerto Príncipe y sus alrededores, generando una espiral de violencia que ha obligado a miles de personas a abandonar sus hogares.

La situación continúa siendo un desafío para la estabilidad y la seguridad en Haití.

 

Muerte de Jovenel

 

El presidente Jovenel Moise fue asesinado a tiros en su residencia privada en la madrugada del 7 de julio de 2021. Un grupo fuertemente armado de supuestos mercenarios, en su mayoría colombianos, perpetró el ataque, irrumpiendo en su hogar y disparándole mortalmente. Este trágico suceso conmocionó a Haití y generó una profunda crisis política y social en el país. Las investigaciones sobre el asesinato de Jovenel Moise siguen en curso para determinar los responsables y los motivos detrás del crimen.

Luego del ataque armado a la residencia del presidente Jovenel Moise, se desató una intensa búsqueda y persecución de los perpetradores. Durante los días posteriores al asesinato, la policía haitiana y las autoridades internacionales llevaron a cabo operativos para capturar a los responsables.

Se descubrió que varios ciudadanos colombianos estaban implicados en el asesinato, algunos de los cuales fueron detenidos y otros fallecieron durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Además, se realizaron numerosas detenciones en relación con el caso, incluyendo a individuos haitianos y extranjeros.

El asesinato de Jovenel Moise desencadenó una crisis política y social en Haití, exacerbando la inestabilidad existente en el país.

Ver también: Revelan El Verdadero Motivo Del Asesinato De Jovenel Moïse