“Inaceptable” es la calificación que el obispo de la Diócesis de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte, otorgó a la actuación de los agentes de la Dirección General de Migración (DGM) el pasado jueves.

Con profunda preocupación, el obispo se refirió al exceso cometido por los agentes al sacar del hospital a mujeres haitianas que se encontraban en labor de parto, todo en cumplimiento de un mandato administrativo.

Para monseñor Castro Marte, quien ha sido elegido recientemente vicepresidente de la Conferencia Episcopal y se ha destacado como un defensor constante de los derechos populares, este tipo de acciones atenta directamente contra los postulados del Humanismo Cristiano y pone en evidencia una falta de respeto a la dignidad humana.

Su mensaje fue claro y firme al exigir una “investigación profunda” que arroje luz sobre este grave acontecimiento.

 

 

Migración Haitiana en RD

 

“Inaceptable” es la calificación que el obispo de la Diócesis de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte, otorgó a la actuación de los agentes de la Dirección General de Migración (DGM) el pasado jueves. Con profunda preocupación, el obispo se refirió al exceso cometido por los agentes al sacar del hospital a mujeres haitianas que se encontraban en labor de parto, todo en cumplimiento de un mandato administrativo.

Para monseñor Castro Marte, quien ha sido elegido recientemente vicepresidente de la Conferencia Episcopal y se ha destacado como un defensor constante de los derechos populares, este tipo de acciones atenta directamente contra los postulados del Humanismo Cristiano y pone en evidencia una falta de respeto a la dignidad humana.

Su mensaje fue claro y firme al exigir una “investigación profunda” que arroje luz sobre este grave acontecimiento. La indignación ante tan flagrante abuso ha sido compartida por innumerables voces en el país, quienes abogan por el respeto a los derechos fundamentales y la humanidad de todas las personas, independientemente de su nacionalidad.