El presidente Luis Abinader visitará la zona fronteriza para dejar iniciado los trabajos de construcción del muro en la zona fronteriza que se encuentra en vulnerabilidad para el control del tráfico ilegal de personas y mercancías.

La obra incluye la construcción de infraestructura de concreto en una gran parte de la línea limítrofe, aumentar la altura en lugares donde ya existe, mantenimiento de los pilotillos que marcan la división entre los dos países y el uso de tecnología de punta para la vigilancia.

También se incluye el entrenamiento de personal civil y militar que trabaja en la zona, especialmente los del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (CESFRON), Migración y Aduanas.

La parte tecnológica es asesorada por una empresa de seguridad propiedad del Gobierno de Israel, mientras que la Organización de las Naciones Unidas inició la colaboración en el entrenamiento, especialmente en lo relativo a la inspección de furgones para detectar narcóticos, armas y sustancias peligrosas.