La recusación contra la magistrada Kenya Romero, para que no conozca la petición de coerción del caso de la operación 5G, fue rechazada. La decisión la tomó la segunda sala penal de la corte de apelación del Distrito Nacional, que ordenó retomar los trabajos de la medida de coerción mañana miércoles, a las 10 de la mañana.

La jueza Romero, de atención permanente del Distrito Nacional, fue recusada por el abogado Julio Cury, de la defensa del general Juan Camilo de los Santos Viola.

La defensa alegaba que la imparcialidad de la jueza estaba comprometida por haber motivado las órdenes de arresto contra los implicados en el caso alegando “peligro de fuga”. Julio Cury ha señalado en varias ocasiones que la magistrada parece ser “una jueza a la carta del Ministerio Público”.