El procurador adjunto Wilson Camacho aseguró que el Ministerio Público está preparado para aportar más de 350 pruebas durante la audiencia para el conocimiento de la medida de coerción contra los imputados de la red de lavado de activos del narcotráfico desmantelada con la Operación Falcón que se conoce en la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta jurisdicción.

“A pesar de que la defensa hizo varios intentos fallidos para impedir que el Ministerio Público presentara su solicitud, hoy hemos logrado iniciar con la presentación de los hechos. Estos hechos están vinculados a imputación de tráfico internacional de drogas, tráfico de armas, lavado de activos y financiamiento ilícito de campañas”, explicó el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).