Ocho estados -California, Connecticut, Hawái, Illinois, Nevada, Nuevo México, Nueva York y Washington- tienen mandatos de mascarilla en interiores, al igual que Puerto Rico y el Distrito de Columbia. Todos, excepto Hawaii y, a partir del 30 de julio, Nevada, eximen a las personas que están completamente vacunadas contra la COVID-19, lo que significa que han pasado al menos dos semanas desde que recibieron su segunda inyección de Pfizer o Moderna o la vacuna de dosis única de Johnson & Johnson.

Los mandatos parciales se ajustan a las orientaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. La agencia federal dijo el 13 de mayo que las personas que están completamente vacunadas —lo que significa que han pasado al menos dos semanas después de recibir la segunda vacuna de Pfizer o Moderna o la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson— pueden dejar de usar las mascarillas de manera segura en la mayoría de los entornos públicos, tanto en interiores como al aire libre.