Vídeos de diferentes personas mostrando imágenes parecen quedar pegados en el punto del brazo donde recibieron el pinchazo de la vacuna contra la COVID-19 fueron subidos a redes sociales con la denuncia de que las inyecciones contienen un rastreador o un chip.

El llamado del experto es para que todos se apliquen las dos dosis de la vacuna con tranquilidad, confiando en su seguridad y utilizando las vías idóneas y para informarse ante cualquier duda.