Según Dannira Caminero, en Informe de la OEA sobre elecciones de febrero quedaron cabos sueltos que generan dudas