El nuevo primer ministro de Haití, Garry Conille, junto al jefe de la Policía haitiana, Normil Rameau, visitaron el martes el Hospital de la Universidad Estatal de Haití en Puerto Príncipe. Este hospital, el más grande del país, había estado bajo ataque de grupos armados durante meses.

Rameau anunció en una conferencia de prensa el lunes que la policía retomó el control del hospital el domingo por la noche. También estuvieron presentes oficiales kenianos respaldados por la ONU, quienes colaborarán en la reconstrucción de Haití.

Los haitianos “se despertarán una mañana y se encontrarán con la operación hecha, y los delincuentes, detenidos y neutralizados”, declaró Rameau en la conferencia de prensa, pero no aceptó preguntas de los medios de comunicación.

Lo acompañaba el oficial keniano Godfrey Otunge, quien declaró que el contingente de policía keniano, respaldado por la ONU, tiene intención de colaborar estrechamente con las autoridades haitianas, así como con los socios locales e internacionales dedicados a la reconstrucción de Haití.