Nayib Bukele instó a los importadores y distribuidores de alimentos que elevan los precios injustificadamente a cesar este abuso contra el pueblo salvadoreño y les ordenó reducir los precios, advirtiendo que enfrentarán problemas si no lo hacen. Durante una reunión con su gabinete, transmitida en cadena nacional de radio y televisión, el presidente de El Salvador expresó que no quiere escuchar excusas y espera que los precios de los alimentos bajen de inmediato, bajo amenaza de consecuencias.

Bukele, quien asumió su segundo mandato consecutivo el pasado 1 de junio a pesar de la prohibición constitucional, señaló que se han identificado “abusos” por parte de importadores, mayoristas y comercializadores. Sin detallar, afirmó que estos actores están bajo sospecha de evasión fiscal, sobornos, contrabando y declaraciones falsas, prácticas que sí conllevan sanciones penales.