El Presidente de la República, Luis Abinader, junto al Ministro de Vivienda y Edificaciones, Carlos Bonilla, dieron el primer palazo para la construcción del Centro Correccional Preventivo de Anamuya, en Higüey, provincia La Altagracia. Esta nueva infraestructura busca mejorar las condiciones de vida de los privados de libertad bajo prisión preventiva y aliviar la sobrepoblación carcelaria en la región.

Una Nueva Esperanza para el Sistema Penitenciario

Durante la ceremonia, el Presidente Abinader destacó la importancia de contar con establecimientos de privación de libertad seguros y dignos para garantizar la seguridad ciudadana. “No hay seguridad ciudadana sin establecimientos de privación de libertad que sean seguros y dignos. Trabajando con ilusión todos unidos, todos alcanzaremos el éxito y sacaremos de la oscuridad a muchas personas que han visto destrozadas sus vidas por decisiones poco acertadas, y evitaremos que este mal se reproduzca. Hoy se abre un nuevo futuro para Higüey y para todo el país”, expresó Abinader.

La construcción del Centro Correccional Preventivo de Anamuya representa una inversión superior a los RD$574 millones y tendrá la capacidad para albergar a 560 internos, de los cuales 488 serán hombres y 72 mujeres. Este proyecto es parte de un esfuerzo más amplio para mejorar la infraestructura penitenciaria y asegurar condiciones de vida dignas para los internos.

El Ministro Carlos Bonilla, presente en el acto inaugural, reafirmó el compromiso del Ministerio de Vivienda y Edificaciones con la misión del Presidente Abinader de elevar los estándares de las construcciones en el país. “Desde el MIVED nos sentimos muy orgullosos de iniciar esta obra, la cual forma parte de nuestro compromiso con el mandato de nuestro Presidente Luis Abinader, quien ha impulsado una inversión sin precedentes en materia de construcción para que la República Dominicana tenga edificaciones y estructuras de la mejor calidad”, señaló Bonilla.

Futuro Prometedor para Higüey y el País

La creación de este nuevo centro correccional no solo beneficiará a la comunidad de Higüey, sino que también se espera que tenga un impacto positivo en todo el país al promover un sistema penitenciario más humano y eficiente. Esta iniciativa es un paso significativo hacia la reforma del sistema de justicia y la mejora de la seguridad pública en la República Dominicana.

La construcción del Centro Correccional Preventivo de Anamuya marca un hito importante en los esfuerzos del gobierno dominicano por reformar el sistema penitenciario y mejorar la seguridad ciudadana. Con inversiones significativas y un enfoque en la dignidad y los derechos humanos, este proyecto promete transformar la vida de muchas personas y contribuir a un futuro más seguro y justo para todos.