En un incidente ocurrido en el Ensanche Bermúdez, las autoridades se enfrentaron a un grupo de jóvenes, decomisando varias bocinas y utilizando gas lacrimógeno. La policía llegó al lugar tras recibir supuestos reportes de música a alto volumen que perturbaba la tranquilidad de la comunidad.

Según testigos, los agentes irrumpieron en la escena quitando las bocinas y lanzando bombas lacrimógenas a los jóvenes que estaban sentados frente a una casa. “Con todo respeto al usuario, también hay que ver qué música tenían esos jóvenes, que seguro no dejaban a nadie dormir a esa hora de la noche”, comentó un vecino que prefirió mantenerse en el anonimato.

Un video del incidente muestra a los agentes tratando de llevarse a una persona, mientras una joven, desde el interior de su casa, gritaba exigiendo la devolución de su celular, que según ella, le fue confiscado por los policías. Además, se escucha a una señora decir: “Me echaron algo en los ojos, me arden”, lo que indica el uso de gas lacrimógeno por parte de las autoridades.

Este suceso ha generado controversia en la comunidad, con opiniones divididas sobre las acciones de la policía. Algunos residentes apoyan la intervención debido a la perturbación causada por el ruido, mientras que otros critican el uso de la fuerza y la confiscación de pertenencias personales.