El senador Benjamin Cardin, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, ha manifestado su preocupación en una sesión del Senado respecto al compromiso de la República Dominicana en la lucha contra la corrupción. Según Cardin, existe la percepción de que este esfuerzo podría estar dirigido principalmente contra la oposición política del país caribeño.

Las declaraciones del senador se dieron como respuesta a los comentarios iniciales de Juan Carlos Iturregui, nominado para ser embajador de Estados Unidos en República Dominicana, durante una audiencia celebrada el 13 de junio. Iturregui había enfatizado la importancia de abogar por la democracia, los derechos humanos y combatir la corrupción en la región.

Cardin, como demócrata de mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores, expresó su preocupación por la manera en que el gobierno dominicano está manejando la lucha contra la corrupción, señalando que los desafíos van más allá de simplemente procesar judicialmente a la oposición. Esta postura refleja inquietudes sobre la imparcialidad y el alcance de las investigaciones anticorrupción en la República Dominicana.

En el contexto nacional, el Ministerio Público de la República Dominicana, a través de la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca), ha intensificado sus esfuerzos en la lucha contra la corrupción. Sin embargo, críticos han señalado que la mayoría de los casos abiertos afectan a ex funcionarios de la oposición, mientras que se ignoran escándalos que involucran a miembros del partido gobernante.

Este debate en el Senado estadounidense resalta la importancia de la transparencia y la equidad en la aplicación de la ley en la República Dominicana, especialmente en un contexto político y judicial que está siendo observado de cerca tanto a nivel nacional como internacional.

 

 

Por Rosalba Martínez — 22/06/2024