La venezolana Skarle Mujica fue puesta en libertad de La Casa del Conductor, tras una semana de detención por su involucramiento en el accidente de tránsito que resultó en la muerte de Julio César de la Rosa Peralta el 15 de junio pasado.

Al salir, la joven venezolana expresó su pesar por el trágico incidente y lamentó profundamente la pérdida de la vida de Julio César. “Es un dolor inmenso, y solo puedo pedir perdón a la familia por lo sucedido”, manifestó Mujica ante los medios.

Hoy martes, en una decisión judicial, el tribunal impuso severas medidas cautelares a Skarle Valentina Mujica Zapata, quien está acusada por la muerte involuntaria de Julio César de la Rosa Peralta. La joven deberá pagar una garantía económica de 1 millón de pesos dominicanos, además de estar impedida de salir del país y de presentarse periódicamente ante las autoridades judiciales. Se le retuvo el pasaporte como parte de las medidas para asegurar su comparecencia durante el proceso judicial. Las medidas fueron tomadas para garantizar que Mujica esté disponible para futuras audiencias y que el proceso continúe sin obstáculos.

La tragedia que llevó a estas medidas aún está bajo investigación. A la salida del tribunal, el padre de la víctima, Julio César de la Rosa, expresó su respeto por la decisión del juez y destacó que la imputada mostró arrepentimiento y pidió perdón a la familia. “Ella se mostró arrepentida y se disculpó con nosotros por lo que ocurrió”, declaró el padre. Este caso sigue siendo objeto de gran interés y seguimiento por parte de la comunidad, y se espera que el proceso judicial revele más detalles sobre las circunstancias que rodearon la muerte de Julio César de la Rosa Peralta, determinando así la responsabilidad de Skarle Valentina Mujica Zapata en este trágico suceso.