Alfredo Concepción, un hombre dedicado a motoconcho y quien depende de este trabajo para sostener a su familia, incluida su hija de 2 años, ha denunciado un acto de abuso de poder por parte de la Policía Nacional.

Con lágrimas en los ojos, Alfredo relató cómo los agentes de la policía le quitaron su motor, a pesar de mostrar todos los documentos en regla. “Me levanto a trabajar a las 5:30 de la mañana, esto es mi sustento de vida y el de mi hija”, expresó Alfredo, visiblemente afectado por el incidente.

“Les mostré todos mis papeles, les expliqué que soy un trabajador honesto, pero aun así se llevaron mi motor”, agregó. La impotencia y la rabia se hicieron evidentes en sus palabras, al lamentar que mientras los verdaderos delincuentes siguen libres, él, que trabaja honestamente, sea víctima de este tipo de abusos.

El joven decidió compartir su experiencia en las redes sociales, donde un video del incidente se ha vuelto viral. Miles de personas se han unido a él en solidaridad, expresando su indignación por lo sucedido y exigiendo justicia.

Este caso ha vuelto a poner de manifiesto la importancia de que las autoridades actúen con responsabilidad y respeto hacia los ciudadanos, así como la necesidad de que se investiguen y sancionen los casos de abuso de poder.