Un trágico incidente en Santiago ha dejado a la comunidad consternada después de que el joven Manuel Mercedes, de 15 años, perdiera una de sus piernas tras ser arrollado por una patrulla policial. El adolescente fue impactado por la patrulla mientras se desplazaba en una motocicleta por el kilómetro 23 de la carretera Sánchez.

Según relatan sus familiares, Manuel recibió un fuerte golpe en su pierna derecha durante el accidente. Tras el incidente, fue colocado en la parte trasera del vehículo policial, donde había gasoil derramado, lo que, según sus familiares, causó una infección grave en su pierna.

“Le lavaron el pie, nunca lo limpiaron, el pie tenía que operarlo de una vez. Le decían a la muchacha que andaba con él que lo limpiara en la casa hasta que el pie se pudrió,” narran los familiares.

Manuel fue llevado al hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal, donde, según los parientes, no recibió la atención médica adecuada. “Lo que hicieron fue que le pusieron un yeso y tardaron más de 20 días para intervenirlo quirúrgicamente hasta que el pie se pudrió,” agregaron.

Los familiares del joven culpan tanto a la patrulla policial como al hospital por la negligencia que resultó en la amputación de su pierna. “No le pusieron atención ninguna de las autoridades. Ese pie a ese muchacho se lo dejaron podrir aquí en el hospital porque se descuidaron de él,” afirmaron.

La comunidad se encuentra consternada por la pérdida de la pierna de Manuel y exige justicia. Los familiares piden a las autoridades competentes que investiguen y sancionen a los policías involucrados en el incidente.

Manuel Mercedes permanece ingresado en el hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal, esperando que se haga justicia por lo que consideran un acto de abuso por parte de la patrulla policial del municipio de Hatillo, San Cristóbal.