Una tragedia sin precedentes se vivió en Tampa, Florida, cuando un joven de 17 años asesinó a su padre y madre y luego abandonó la escena del crimen. El incidente ocurrió en la mañana del sábado, justo antes del Día del Padre.

Según las autoridades, el joven, identificado como Christos Alexander Tamulis Junior, estaba fuera de la casa apuntando a su madre con una arma de fuego. Los agentes de policía le ordenaron a la madre que saliera de la casa, pero el joven no se rindió y finalmente mató a su madre con un tiro detrás de la cabeza.

Después de matar a su madre, el joven abrió fuego contra los uniformados que respondieron a la escena del crimen. Uno de ellos resultó herido. El joven fue trasladado a un hospital donde se encuentra recuperando.

La madre había hablado con un reportero sobre su hijo antes de morir, describiendo cómo había tenido problemas mentales y había estado recibiendo ayuda para superarlos. Sin embargo, según autoridades, el joven había tenido acceso a una arma de fuego sin permiso.

El cuerpo del padre, Bayron Tamulis, de 50 años, también fue encontrado muerto en la casa. La vecina que vive al lado de la familia aseguró que había oído disparos al otro lado del teléfono en la mañana del sábado.

La policía está investigando cómo el joven consiguió acceso a el arma de fuego y cómo pudo cometer semejante atrocidad. El caso es considerado un “asesinato premeditado” y los agentes están trabajando para determinar las circunstancias que llevaron al joven a cometer este crimen.