La periodista Altagracia Salazar ha comentado sobre la llegada de las fuerzas kenianas a Haití. A las 8 de la noche, hora dominicana, salió de Kenia el primer contingente de policías destinados a integrar la fuerza pacificadora en Haití.

El país vecino ha dado pasos hacia su estabilidad bajo el liderazgo del primer ministro Gary Conille, quien ha logrado formar un modesto gabinete. En una de sus primeras declaraciones, Conille se comprometió a mejorar la administración pública y a enfrentar la corrupción que ha afectado gravemente al estado más pobre del hemisferio. Aunque la pacificación y la seguridad siguen siendo preocupaciones principales, los esfuerzos del nuevo liderazgo ya se están haciendo notar.

Salazar señaló que un reciente cambio en el liderazgo de la policía podría estar relacionado con la muerte de tres oficiales la semana pasada, un evento que provocó una gran manifestación pública. Sin embargo, figuras como Jimmy Cherizier, alias Barbecue, quien había amenazado con asolar Delmas, ahora hablan de negociar con las autoridades, indicando un posible cambio positivo en la dinámica del conflicto.

En Estados Unidos, un líder de la banda 400 Mawozo, que opera cerca de la República Dominicana, fue condenado a 35 años de prisión, lo que representa otro paso pequeño, pero significativo hacia la estabilidad que Haití necesita urgentemente.

Estos desarrollos son cruciales no solo para Haití, sino también para la República Dominicana, que en los últimos tres años ha tenido que aumentar su gasto en defensa debido a la inestabilidad en el país vecino desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse. Mientras tanto, la comunidad internacional y los haitianos deberán seguir trabajando juntos para recuperar la estabilidad y reconstruir su nación.

La llegada de las fuerzas kenianas y los recientes esfuerzos por parte del gobierno haitiano sugieren el inicio de un proceso de estabilidad que Haití necesita con urgencia y que también beneficiará a la República Dominicana.

 

Por Rosalba Martínez — 25/06/2024