Las autoridades de salud han emitido una alerta global ante el aumento significativo de casos de dengue, subrayando la necesidad de la cooperación familiar en la eliminación de criaderos de mosquitos.

Se enfatiza que la prevención es clave y que las familias deben eliminar cualquier reservorio de agua donde los mosquitos puedan reproducirse.

La falta de control del mosquito puede resultar en graves consecuencias, como se ha observado en América del Sur. La integración de toda la sociedad en las labores preventivas es esencial para controlar esta enfermedad cada año.

¿Qué es el Dengue?

El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos, y ocurre en zonas tropicales y subtropicales del mundo. El dengue leve puede ocasionar fiebre alta y síntomas similares a la gripe. Una forma grave del dengue, también llamada “fiebre hemorrágica del dengue”, puede ocasionar sangrado intenso, descenso repentino de la presión arterial (choque) y la muerte.

Síntomas que se pueden asociar con esta epidemia: – Dolor de cabeza— Dolores musculares, óseos o articulares —Náuseas —Vómitos —Dolor detrás de los ojos —Glándulas inflamadas y Sarpullido.