Las autoridades sanitarias han emitido una alerta urgente sobre la proliferación de falsas inyecciones de medicamentos para bajar de peso y el control de la diabetes, incluyendo el famoso Ozempic.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una advertencia global tras detectar lotes falsificados de Ozempic en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil. Este medicamento, cuyo principio activo es el semaglutide, ha ganado popularidad como tratamiento para la pérdida de peso. Sin embargo, los productos falsificados presentan un grave riesgo para la salud de los consumidores.

Los expertos advierten que estas inyecciones falsas podrían contener contaminantes peligrosos que ponen en serio peligro la salud de los pacientes. Los principales proveedores de estos productos fraudulentos son vendedores en línea que los ofrecen a precios significativamente más bajos que los originales. Si el precio es notablemente más barato, es una señal de alarma para los consumidores.

La OMS, en su comunicado, ha instado a los usuarios a estar atentos a los medicamentos sospechosos y a notificar inmediatamente a las autoridades competentes si encuentran productos dudosos. Consumir estos productos falsificados puede tener consecuencias graves para la salud.

Las autoridades y expertos recalcan la importancia de adquirir medicamentos solo a través de canales autorizados y confiables. Esta precaución es crucial para evitar los peligros asociados con los productos falsificados, especialmente aquellos destinados a tratar condiciones sensibles como la diabetes y la obesidad.