El pastor Joan Manuel Castillo Ortega, de la iglesia libre de Los Alcarrizos, fue ordenado a pagar una garantía económica por parte del tribunal de atención permanente de Santo Domingo Oeste, después de ser acusado de abusar sexualmente de más de 20 niñas menores de edad.

La madre de una de las víctimas declaró que se sintió consternada y entristecida al conocer los hechos y expresó que su hija no podrá borrar lo que le pasó. “Mis hijas no van a borrar eso jamás”, dijo con lágrimas en los ojos.

Según la investigación, el pastor Castillo Ortega abusó sexualmente de las niñas entre los 8 y 12 años, lo que lleva a estimar que las violaciones habrían iniciado hace unos 4 o 5 años. El Ministerio Público está preparando nuevas acusaciones contra el pastor.

Las víctimas revelaron que el pastor las manoseaba, las masturbaba y les hacía cosas inapropiadas en el sótano de la iglesia. “Me metía las manos, me acariciaba la parte… y me desabotonaba el pantalón”, dijo una de las víctimas.

El pastor está acusado de violar varios artículos del Código Penal y la ley 3603 del código del menor. Su defensa argumenta que es un enfermo mental y que no tiene control sobre sus acciones.

La directora del ministerio público, Wilkin De la Cruz, ha declarado que “es un caso lamentable y que operan baja una manipulación” por parte del pastor. “Es un lobo disfrazado de oveja”, agregó.

La iglesia libre de Los Alcarrizos ha emitido un comunicado en el que expresa su sorpresa y preocupación por los hechos y ha solicitado a las autoridades que investiguen a fondo el caso. El caso sigue pendiente en el tribunal y se espera que se realice un juicio pronto para determinar la responsabilidad del pastor.