La Organización de Estados Americanos (OEA), que observó las elecciones presidenciales y congresuales en República Dominicana, enumeró una serie de puntos que el país debe mejorar de cara a futuros comicios para fortalecer la celebración de este importante evento nacional.

Asimismo, sugirió que el procurador especializado en la persecución de crímenes y delitos electorales sea nombrado por concurso dos años antes de las elecciones. Este cambio busca asegurar una mayor independencia y eficacia en la persecución de delitos electorales.

Además, se recomendó una revisión en el diseño de la boleta electoral y la implementación de tecnologías adecuadas para mejorar la eficiencia y transparencia del proceso electoral. La misión observó que la ley de régimen electoral de 2023 no establece un máximo para la presentación de impugnaciones. Esta debilidad fue evidente cuando la Junta Central Electoral destituyó, a petición de la oposición, a 640 presidentes y 549 secretarios de mesas electorales, sustituyéndolos con nuevos incumbentes que no pudieron recibir completamente los talleres de refuerzo y capacitación.

Otro aspecto tocado por los observadores es la regulación de las encuestas. La ley electoral actual no incluye una sanción para las personas u organizaciones que difundan encuestas en el periodo de ocho días anteriores a las elecciones, aunque sí lo dispone para las empresas encuestadoras.

Observación Electoral

Un total de 1,936 observadores nacionales e internacionales vigilaron de cerca el desarrollo de los pasados comicios, asegurando un seguimiento detallado y riguroso del proceso electoral.

Estas recomendaciones de la OEA buscan mejorar la integridad y la confianza en los procesos electorales futuros en República Dominicana, subrayando la importancia de una reforma electoral continua y efectiva.