La NASA ha anunciado que este jueves un asteroide del tamaño de la Gran Pirámide de Giza en Egipto, conocido como 2024 JZ, se aproximará a nuestro planeta a una velocidad de 90 kilómetros por hora. Aunque sus dimensiones imponentes podrían generar preocupación, los expertos aseguran que no hay motivo para alarmarse.

Con un diámetro de 120 metros, el asteroide pasará a una distancia segura de 4,2 millones de kilómetros de la Tierra. A pesar de ser clasificado como un “objeto cercano a la Tierra” por la NASA, no representa una amenaza inminente.

Los Objetos Cercanos a la Tierra (OCT) como el 2024 JZ son influenciados por la atracción gravitacional de planetas cercanos, lo que puede alterar sus órbitas y acercarlos momentáneamente a nuestro planeta. Aunque suelen ser cometas y asteroides, su composición varía: desde hielo de agua con partículas de polvo incrustadas hasta rocas sólidas.

Esta noche, otro asteroide, el 2024 JT3, pasará aún más cerca, a solo 19 mil 300 kilómetros de la Tierra. Sin embargo, expertos como Juan Luis Cano de la Oficina de Defensa Planetaria de la Agencia Espacial Europea (ESA) aseguran que la Tierra está completamente segura, ya que los objetos de tamaño menor tienden a desintegrarse en la atmósfera, liberando pequeños meteoritos al suelo.

Aunque estos eventos pueden generar preocupación, los científicos afirman que las colisiones con OCT son rutinarias y representan una amenaza mínima para la Tierra. Por lo tanto, ¡no hay necesidad de entrar en pánico!