Tras el incidente en el que una comerciante haitiana cayó del puente fronterizo entre Juana Méndez y Dajabón, una comisión conjunta de obras públicas de República Dominicana y Haití llevó a cabo un levantamiento para evaluar los daños y planificar su reparación.

El deterioro progresivo del puente binacional, crucial para la conexión entre ambos países en la frontera norte entre Dajabón y Juana Méndez, motivó la acción de la comisión. Julio Federico, representante de la parte haitiana, destacó la importancia de la coordinación entre ambas naciones para abordar esta preocupante situación.

Los miembros de la comisión explicaron que el levantamiento de los daños se presentará a través de una propuesta al Ministerio de Obras Públicas de Haití y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quienes se encargarán de financiar el proyecto de reparación del puente.

El deterioro de la infraestructura vial ha generado inquietud, especialmente después del trágico incidente del pasado viernes en el que una comerciante haitiana cayó al vacío mientras se dirigía al mercado fronterizo de Dajabón.

El puente, que es utilizado por más de 15 mil personas cada lunes y viernes, así como por cientos de vehículos de carga pesada, requiere una intervención urgente para garantizar la seguridad de quienes lo utilizan y mantener el flujo comercial entre ambos países.