Francisco Tavárez conocido como “El Demócrata” informó que el Gobierno dominicano ha tomado una firme posición en respuesta a las presiones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general, Luis Almagro, con respecto a la construcción de un canal en el río Masacre.

Resaltó que el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, ha dejado en claro que su gobierno no está dispuesto a aceptar imposiciones o a cargar con los problemas de Haití. En palabras de Tavárez, “el comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores refleja una posición de firmeza y defensa de la soberanía dominicana”.

Según Tavárez, el comunicado también enfatizó que la República Dominicana está dispuesta a dialogar, pero no a costa de su soberanía ni de su territorio. El Gobierno dominicano considera que la construcción del canal unilateral por parte de Haití representa una falta de respeto y una violación de su soberanía, por lo que exige que se detenga esta obra.

El canciller dominicano, Roberto Álvarez, ha sido el encargado de llevar adelante esta firme postura ante la OEA y otros organismos internacionales. Para Tavárez, “el canciller ha demostrado un liderazgo sólido en la defensa de los intereses dominicanos”.

El comunicado también hace un llamado a la comunidad internacional, según Tavárez, para que entienda que la República Dominicana no está dispuesta a cargar con los problemas de Haití, y que es hora de que otros países asuman su responsabilidad en la búsqueda de soluciones para la vecina nación.