El analista político Yonleiby informó este miércoles sobre los vínculos entre la banda criminal de Villa Mella y la DNCD. Un audio filtrado muestra a un sicario mencionando pagos de hasta 800 mil pesos semanales. Este caso ha expuesto la profundidad de la corrupción en República Dominicana.

La grabación muestra cómo un sicario exige el resto de un millón de pesos que le habían prometido por un trabajo. Este audio, compartido por Yonleiby en sus redes sociales, ha revelado la estrecha relación entre la banda criminal y las autoridades. Las implicaciones son alarmantes.

La banda de Villa Mella, conocida como la 28 y Mono Mojado, opera en complicidad con altos rangos de la DNCD, e incluso coroneles de la policía y el ejército están involucrados. La banda controla más de 215 puntos de estupefacientes, abarcando Guaricanos, Sabana Perdida, La Victoria y Villa Mella.

Esta revelación plantea preguntas cruciales sobre la integridad de las autoridades y la eficacia de los organismos encargados de mantener la seguridad ciudadana. ¿Cómo es posible que una estructura criminal opere a plena luz del día? La población exige acciones contundentes.

Yonleiby insta a las autoridades, incluido el presidente Luis Abinader, a tomar medidas firmes contra esta corrupción desenfrenada. La falta de voluntad para enfrentar este problema socava la confianza de la ciudadanía en las instituciones. La sociedad clama por justicia y transparencia.