El candidato presidencial ecuatoriano Fernando Villavicencio fue asesinado este miércoles en tras recibir tres disparos en la cabeza por parte de sicarios al término de un mitin político en Quito, según informaron las autoridades.

Ante esto, el presidente Guillermo Lasso reaccionó ante este crimen atroz, declarando un estado de emergencia nacional por un período de 60 días. Además, convocó de manera urgente una reunión de seguridad para abordar la situación y tomar medidas concretas.

“Este acto cobarde no quedará impune. Trabajaremos incansablemente para llevar ante la justicia a los responsables y honrar la memoria de Fernando Villavicencio”, afirmó el presidente Lasso en un comunicado oficial.

Sin embargo, la hermana de Fernando Villavicencio, Patricia Villavicencio, no tardó en reaccionar culpando al gobierno de Lasso y al ministro del Interior, Juan Zapata, de la violenta pérdida de su hermano. En palabras emotivas y dolorosas, Patricia afirmó que esta tragedia podría haberse evitado y acusó al gobierno de no haber tomado las medidas necesarias para proteger la vida de su hermano.

“No querían que destapara la corrupción. Maldigo a este gobierno. No hizo nada. No hizo para protegerlo. Es un complot”, aseguró.

 

Otras personas perdieron la vida

 

Villavicencio fue trasladado de urgencia a la Clínica de la Mujer, donde lamentablemente se confirmó su fallecimiento. En el tiroteo murieron otras tres personas y resultaron heridas otras personas que se encontraban en el lugar.

La Fiscalía de Ecuador informó que uno de los sospechosos fue detenido en el lugar del incidente, pero lamentablemente falleció poco después debido a las heridas sufridas durante el intercambio de disparos. Las investigaciones se encuentran en curso para esclarecer los motivos detrás de este trágico suceso.