Los medios de comunicación han presentado parte del expediente del Ministerio Público sobre la operación Gavilán. Sin embargo, hay un detalle interesante que destaca en la nota del periódico El Caribe, traída por el periodista Franklin Sánchez.

En dicho reportaje, se menciona que al menos siete fiscales están siendo investigados, y se solicita la designación de un juez de instrucción especial en la corte de apelación.

En el caso específico de la operación Gavilán, se ha identificado al fiscal titular de la provincia de Independencia, Sonia Adriano Rosario, como una de las personas involucradas. Se descubrió que realizó dos depósitos de once mil pesos a la persona acusada de ser el cabecilla de la red.

Lo que resulta aún más preocupante es que este no es el primer expediente de corrupción en el que aparece el nombre de Sonia Adriano Rosario, ya que también estuvo vinculada al caso Medusa, donde se acusaba al exprocurador Jean Alain Rodríguez de liderar un entramado de corrupción.

 

Fiscales vinculados a red de corrupción operaban con total impunidad, revela el Ministerio Público

 

El expediente indica que se descubrió una red de vínculos entre fiscales titulares y empleados del Ministerio Público. La investigación reveló que se realizaban transacciones económicas mediante una persona encargada de tecnología de la información en la procuraduría general de la república.

Dicha persona recibía pagos y coordinaba transacciones económicas mediante transferencias bancarias. Además de Sonia Adriano Rosario, otros fiscales también están involucrados en estas transacciones, incluyendo a Francis Aníbal Cuevas de la Fiscalía de Barahona.

Esta red operaba con total impunidad, y el Ministerio Público ha solicitado acciones legales contra los involucrados. Cabe destacar que dentro del Ministerio Público existen personas que no cumplen con la ley y que están vinculadas a organizaciones criminales.