Lisandra Ponte Rodríguez llegó a la fiscalía con la intención de consultar sobre la posible formulación de cargos contra Luz Pérez Martínez por violar una orden de protección. Sin embargo, la situación tomó un giro trágico cuando Caracocian, cuyo nombre completo es desconocido, disparó a la parte querellante en ese momento. Este acto de violencia hizo que la formulación de los cargos contra la mujer tuviera que ser pospuesta para el día de hoy.

La fiscal de Caguas, Arlene Gardn Rivera, explicó que el traslado de los cargos criminales se llevaría a cabo durante su comparecencia en el tribunal. Caracocian, en su defensa, expresó a los medios que su acción fue motivada por la intención de proteger a su esposa. Los hechos se registraron alrededor de las 4:30 de la tarde en la rotonda que conduce a la entrada de la sala de investigaciones del tribunal de Caguas.

El informe sugiere que el individuo, oriundo del Líbano, buscó un arma sin licencia y disparó a los hermanos Ángel y Rosa Judith Calderón Pérez, de 44 y 45 años, respectivamente. El conflicto entre vecinos relacionado con los límites de sus propiedades ha sido una fuente de disputa desde finales del año 2021, cuando Caracocian y su pareja se mudaron al sector Guasavará del barrio Río Cañas en Caguas.

En medio de la ventilación de los cargos por violación de una orden de protección, Luz Vigdalia Pérez Martínez, de 61 años, compareció ante el tribunal. En ocasiones anteriores, Pérez Martínez había sido víctima, pero en esta ocasión figuraba como la presunta agresora. Mientras la mujer permanecía en custodia esperando su turno para comparecer ante el juez, su esposo, de 34 años, abandonó el tribunal. Posteriormente, se le vio caminando desde el estacionamiento hacia el tribunal, donde se dirigió directamente a las víctimas.

José Miguel Calderón Pérez, de 50 años y hermano de las víctimas, también había denunciado a su esposa por violar la orden de acecho y llevaba un grillete electrónico como resultado de incidentes anteriores. Tras el disparo, se desencadenó un forcejeo entre Caracocian y José Miguel, siendo detenidos por los agentes de investigación a cargo del caso.