La periodista Altagracia Salazar ha hecho una reflexión contundente sobre la situación que enfrenta República Dominicana en medio de la operación Gavilán. En su artículo, destaca que los dominicanos no suelen analizar los hechos de manera integral y llama la atención sobre la solicitud de medida de coerción a los imputados en dicha operación.

Salazar relaciona la operación Gavilán con el caso Medusa, que implica al ex procurador general de la República, YANALAN Rodríguez. La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa ha establecido que durante la gestión de Jean Alain Rodríguez, se eliminó intencionalmente la base de datos de los servidores y se alteró la información de diversos departamentos administrativos, incluyendo los datos de fiscales y de prisiones.

La periodista enfatiza que la imputación de eliminar archivos públicos no es el hecho penal más relevante en el caso Medusa, ya que el foco principal es el manejo irregular de los contratos públicos. Sin embargo, advierte que borrar archivos públicos tiene una trascendencia social y política que afecta directamente a toda la población.

Salazar expresa su preocupación por la posibilidad de que en el Congreso de la República haya personas con casos de alta criminalidad. En particular, menciona la denuncia de la senadora Faride Raful, quien ha denunciado la presencia en el Congreso de abusadores sexuales, lavadores de activos y otros delincuentes disfrazados de legisladores.