La destacada atleta María Isabel Sanyo, quien recientemente obtuvo una medalla en los juegos centroamericanos, lamentablemente ha sido víctima de burlas y actos racistas debido a sus orígenes. A pesar de enfrentar estas adversidades, la joven deportista no se deja amedrentar y persevera en la búsqueda de sus sueños.

El periódico “Hoy” ha expuesto las duras condiciones de precariedad en las que María Isabel vive actualmente. A través de un conmovedor reportaje, se revela la lucha constante que enfrenta la atleta, quien se enfrenta a obstáculos tanto dentro como fuera de las pistas.

A pesar de las dificultades, María Isabel Sanyo se convierte en un ejemplo de resiliencia y determinación. Su dedicación al deporte y su pasión por alcanzar metas más altas son inspiradoras para todos aquellos que se ven afectados por el racismo y la discriminación.