El Ministerio de Defensa de Rusia declaró que los reportes sobre la caída de presuntos misiles rusos en territorio polaco son “una provocación deliberada con el fin de una escalada de la situación”.

“Las declaraciones de medios de comunicación polacos y funcionarios sobre la presunta caída de misiles ‘rusos’ cerca de la localidad de Przewodów son una provocación deliberada con el fin de una escalada de la situación”, indicó.

El Ministerio hizo hincapié en que las Fuerzas Armadas del país no realizaron “ningunos ataques contra objetivos cerca de la frontera estatal ucraniano-polaca”. Mientras tanto, los restos de proyectiles que fueron captados cerca de la zona en cuestión “no tienen relación alguna” con el armamento ruso, subrayó el Ministerio.