El Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional dictó este martes tres meses como medida de coerción a Dickson José Rivas, un hombre acusado de intentar matar a dos trabajadoras sexuales.

El juez Juan Francisco Rodríguez Consoró impuso al imputado cumplir la medida cautelar en la Cárcel Najayo, tras este tratar de quitarle la vida a las féminas posterior a negarse a pagarles sus honorarios.

Las querellantes presentaron acusación formal contra Rivas, quien alegadamente tenía como costumbre de recoger trabajadoras sexuales, ofrecerles sumas de dinero “jugosas”, para luego cometer el crimen.

De su lado, el representante del Ministerio Público, Julio Sabas Encarnación, dijo a su salida del tribunal que solo hay dos personas que presentaron formal acusación contra Rivas, pero que hay más víctimas que están desaparecidas.