El pie diabético es una alteración clínica que se produce por mantener unos niveles de glucosa más elevados de lo habitual. Se caracteriza por:

– Una disminución de la sensibilidad en el pie (neuropatía).

– Una disminución de la circulación de la sangre (isquemia).

Ambos factores pueden predisponer la aparición de una ulceración en el pie.

Alrededor del 15% de los pacientes diabéticos desarrollan alguna úlcera en el pie a lo largo de su vida.