La gripe porcina africana, enfermedad que no afecta los humanos y que está presente en 11 provincias de República Dominicana, no tiene vacuna y la única salida para controlarla es el sacrificio de los animales, confirmó el Ministerio de Agricultura.

Los criadores de las zonas afectadas en Montecristi aseguran que todos sus animales estaban vacunados contra la fiebre porcina, lo que ha provocado inquietud tras el brote.

Las provincias identificadas son Sánchez Ramírez, Montecristi, Hermanas Mirabal, Santiago, La Vega, Elías Piña, San Juan, el Distrito Nacional, entre otras.