El presidente de la Repú­blica, Luis Abinader, anun­ció ayer nuevas medidas para intentar reducir el gasto público, establecien­do por decreto restriccio­nes operativas en las insti­tuciones públicas y de sus funcionarios.

Con el decreto 396-21, el mandatario limitó gas­tos relacionados con viajes al exterior, compra de ve­hículos de lujo, remodela­ciones de alto costo, aga­sajos y celebraciones.

La orden restringe las donaciones, obsequios, uso de instalaciones pri­vadas para la realización de actividades, y hasta el uso de personal policial o militar asignado a funcio­narios públicos, con muy contadas excepciones.

Estas medidas anun­ciadas ayer han sido recu­rrentes en pasadas gestio­nes de Gobierno, aunque no se sabe, a ciencias cier­tas, la efectividad que han tenido.