Ninoska Brito Montero, una arquitecta de 27 años que participó en varias ocasiones en el campamento de las tres causales frente al Palacio Nacional, confesó que preparó los brownies con marihuana y los envió por medio de una aplicación de delivery para llamar la atención del Gobierno y de la sociedad.

“El campamento de las 3 causales tenía como un mes ocurriendo y yo había participado en tres ocasiones, no veía que ocurría nada que llamara la atención de alguna forma, sobre la sociedad o el gobierno y se me ocurrió hacer algo que llamara la atención, que pusiera el foco en lo que estaba ocurriendo en el campamento”, dijo la joven durante el interrogatorio.