En el programa #tumañanabycachicha el comunicador Rafael Linares habla sobre la crisis de valores. Muchos opinan que nuestra sociedad camina hacia una verdadera decadencia o descalabro moral. 

Vivimos en una sociedad más permisiva y pluralista. 

En sentido amplio, el control social es mantener a grupos sociales dentro de un orden formalmente aceptado de modo tal que se respeten un número de normativas básicas que contribuyan a generar estilos de vida organizados y no conflictivos.

La moral pública es la base para la autorrealización de la sociedad y se refiere a los valores éticos fundamentales que deben animar su buen funcionamiento. Es un error el tratar de reducir la moral pública al sector de los políticos y de las personas o grupos que gozan de poder y de influencia, aunque es evidente que estas personas, amparadas en una falsa y nociva impunidad, tienen la posibilidad de cometer estafas y otros actos de corrupción de mucha mayor gravedad. 

Ciertamente que existe una opinión generalizada de que vivimos momentos de grave decadencia en cuanto a la moral pública.