Efectivos de la Policía Nacional y de la Unidad de Violencia de Género en Sánchez Ramírez informaron este martes que están tras la pista de un hombre acusado de propinar una brutal golpiza a su expareja, a la que le fracturó un brazo, en un hecho registrado en Cotuí.

Se trata de Emilio Aracena Amparo, de 35 años de edad, quien es acusado de alegadamente haber ocasionado golpes en diferentes partes del cuerpo a su ex pareja Jenny Burgos, 38 años de edad, quien recibió numerosos golpes y con el brazo derecho fracturado.