Entre pañuelos de color azul celeste y verdes, la Cámara de Diputados inició este miércoles la lectura del Proyecto de Código Penal que busca sustituir la legislación vigente, que data del año 1884.

Los legisladores se muestran convencidos de que la pieza debe ser actualizada, sin embargo, de los 412 artículos todo apunta que solo existen diferencia en torno a la penalización o no del aborto.

Los que han colocado pañuelos verdes (en señal de que respaldan que las mujeres puedan abortar en circunstancias especiales y que aparentemente son minoría) advierten que el presidente de la República, Luis Abinader, se verá obligado a observar el Código Penal en caso de que se apruebe como lo sugiere la Comisión de Justicia que estudio la pieza.