Miguel Ortega, presidente de la Federación Hispanoamericana de Locutores, protagonizó una dramática protesta la noche del sábado al encadenarse frente al Palacio Nacional. La acción de Ortega se debió, según sus declaraciones, a la decisión del director de CERTV, Canal 4, de sacar del aire su programa televisivo cristiano, que se transmite todos los sábados.

Ortega explicó que la medida fue tomada en represalia por un programa en el que él y otros pastores se manifestaron en contra del aborto. Durante su protesta, Ortega recitaba una oración cuando se desmayó frente a la sede del gobierno, generando un momento de tensión.

La situación llamó la atención de varias figuras públicas, entre ellas Nelson Gutiérrez, presidente del Colegio Dominicano de Locutores y director ejecutivo nacional del Consejo Nacional de los Derechos Humanos. Gutiérrez, acompañado por una comisión, se presentó en el lugar para dialogar con Ortega. En paralelo, varias unidades de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional también acudieron al sitio de la protesta.

La controversia en torno a la cancelación del programa de Ortega ha suscitado un intenso debate sobre la libertad de expresión y el derecho a la protesta. Las autoridades aún no han emitido un comunicado oficial sobre los motivos detrás de la decisión de sacar del aire el programa, mientras que la comunidad cristiana y defensores de los derechos humanos han expresado su apoyo a Ortega y su rechazo a lo que consideran una censura arbitraria.