Una situación de alarma se desató en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana luego de que un pasajero a bordo de un vuelo de U.S. Airways afirmara tener ébola durante el aterrizaje. El individuo, de nacionalidad estadounidense, provocó una movilización inmediata del personal médico y de seguridad de la terminal.

La aeronave fue sometida a protocolos de seguridad, siendo aislada para evitar cualquier posible contagio. El pasajero en cuestión fue detenido por las autoridades de seguridad y trasladado a una zona médica para someterse a una evaluación exhaustiva.

Tras confirmarse que se trataba de una falsa alarma, el individuo fue entregado a la aerolínea correspondiente para su repatriación a Estados Unidos. Mientras tanto, los aproximadamente 290 pasajeros a bordo del avión fueron sorprendidos y alarmados por la declaración del hombre, entrando en estado de shock ante la situación.

Afortunadamente, las autoridades confirmaron que no hubo riesgo de contagio y que la situación fue controlada de manera efectiva.