Tras la sentencia de 41 meses de condena, la vida de Raphy Pina, prometido de la cantante Natti Natasha cambió en su totalidad. El empresario puertorriqueño fue encontrado culpable de posesión ilegal de armas y luego de entregarse a las autoridades, comenzaron sus días en la cárcel.

El pasado martes 24 de mayo, junto a su compañera sentimental y madre de su hija menor, abandonó la corte para irse a despedir de sus hijos y familiares, tras escuchar el veredicto del juez Francisco Besosa. Siempre guardó un poco de esperanza sobre el resultado final del juicio, por lo que señaló que “no esperaba la cárcel, esperaba un buen castigo”.