El Ministerio Público logró la imposición de prisión preventiva, por tres meses, en contra del intérprete de ritmos urbanos Aderly Ramírez Oviedo (Rochy RD), imputado de agresión sexual en contra de una adolescente de 16 años de edad.

El órgano persecutor aportó suficientes pruebas con las que demostró que se trata de la medida más adecuada para evitar que el imputado se sustraiga del proceso penal.

El juez Bernardo Coplín, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta jurisdicción, ponderó la gravedad del caso que puso al desnudo el hecho de que el imputado se aprovechó de la vulnerabilidad económica de la víctima para cometer el delito.